¿Por qué Suecia ya no quiere inmigrantes?

El país más multicultural de Europa da un giro de 540 grados (180 con pérdida de tiempo) y para en seco su política pro-inmigración. Admiten el fracaso ante las cifras de delincuencia escandalosas. A ver si os suena de algo lo que se comenta en el minuto 5:21

Enviado por Pascual.

0 Vistas

Cuando pienses que eres inútil con las mujeres, recuerda esta anécdota:

@Mapashe01

Cuando lo hayáis visto podéis hacer click aquí. Pero tranquilos, lo que os habéis reído ya no lo podéis des-reír.

0 Vistas

La paradoja de Protágoras

La paradoja de Protágoras

«Euatlo era un joven sin recursos económicos que deseaba estudiar con Protágoras con la idea de dedicarse a la abogacía. Protágoras, que apreciaba la inteligencia del joven, le propuso que asistiera a sus clases y que una vez ganara su primer pleito ejerciendo de abogado, le abonara sus honorarios. El joven estuvo de acuerdo en el arreglo. Euatlo, efectivamente, asistió a todas las lecciones pero, cuando acabó su formación, anunció que finalmente no se iba a dedicar a la abogacía, sino a la política, y que, por tanto, no estaba en obligación de pagar sus honorarios, pues jamás ganaría un pleito. Protágoras amenazó al estudiante con un pleito y el joven argumentó:

– Si vamos a juicio, Protágoras, y yo gano, por este mandamiento judicial, no te tendré que pagar; si pierdo, dado que aún no habré ganado mi primer pleito, y esta era nuestra condición, tampoco tendré que pagar. Así, pues, Protágoras, no te conviene ir a juicio: seguro que lo perderás.

A lo que Protágoras replicó:

– Si vamos a juicio, Evatlo, y yo gano, por este mandamiento judicial, me habrás de pagar; si pierdo, tú habrás ganado tu primer pleito y por razón de nuestro antiguo pacto, me habrás de pagar.»

La movida es que muchas veces hay una sola visión correcta del asunto… y este caso no es una excepción.

Ver post completo

1.500 Vistas

Volver arriba