Hubo un tiempo en el que en Televisión Española se emitía semanalmente un programa de divulgación sobre salud. Se llamaba Mas vale prevenir. Aquí tenéis al presentador Ramón Sánchez Ocaña en la portada de una revista….CIGARRO EN MANO…

Eran otros tiempos…

Hubo un tiempo en el que en Televisión Española se emitía semanalmente un programa de divulgación sobre salud. Se llamaba Mas vale prevenir. Aquí tenéis al presentador Ramón Sánchez Ocaña en la portada de una revista....CIGARRO EN MANO...

@meteolp

Y por esto ahora no es buena idea tener coches de choque en Afganistán…

Perpetrado por Wolffit.

Problemas del primer mundo feminista

Hubo un tiempo en el que en Televisión Española se emitía semanalmente un programa de divulgación sobre salud. Se llamaba Mas vale prevenir. Aquí tenéis al presentador Ramón Sánchez Ocaña en la portada de una revista....CIGARRO EN MANO...

Aunque también ha tenido palabras para otras como Doraemon o Bob Esponja, asegurando que es alarmante la falta de personajes femeninos: “¿Has pensado alguna vez viendo dibujos con tus peques que hay demasiadas series con exactamente UN solo personaje femenino, normalmente accesorio de los principales personajes masculinos? Ya están las “feminazis” con las pamplinas, qué tontería…” @sport

Hubo un tiempo en el que en Televisión Española se emitía semanalmente un programa de divulgación sobre salud. Se llamaba Mas vale prevenir. Aquí tenéis al presentador Ramón Sánchez Ocaña en la portada de una revista....CIGARRO EN MANO...

Hubo un tiempo en el que en Televisión Española se emitía semanalmente un programa de divulgación sobre salud. Se llamaba Mas vale prevenir. Aquí tenéis al presentador Ramón Sánchez Ocaña en la portada de una revista....CIGARRO EN MANO...

Demigrante

Hubo un tiempo en el que en Televisión Española se emitía semanalmente un programa de divulgación sobre salud. Se llamaba Mas vale prevenir. Aquí tenéis al presentador Ramón Sánchez Ocaña en la portada de una revista....CIGARRO EN MANO...

Sin embargo, una pasajera de Ryanair no recordará su experiencia culinaria. Le sirvieron lo que se ha denominado en redes sociales como «el sándwich de bacon más triste del mundo», que consistía en dos lonchas pequeñas sobre el pan. No se veía tomate ni lechuga para acompañar.

La piloto de carreras Aimee Woods, que fue quien compró el sándwich, dijo que no lo devolvió y pidió un reembolso porque se estaba «muriendo de hambre».@abc

Volver arriba