Cuando eres un guarro y cierras tanto la puerta que el karma te regala un pinchazo sano sano…

Un cerrojazo así no podía quedar impune.

Cuando eres un guarro y cierras tanto la puerta que el karma te regala un pinchazo sano sano...

0 Vistas

Volver arriba