fútbol

Un árbitro castigado de por vida por celebrar el título… del equipo al que pitó el día que se jugaba la liga.

No solo favoreció al equipo mostrando nada menos que cuatro tarjetas rojas a su rival, sino que al acabar el partido se sumó a la celebración.

Un árbitro castigado de por vida por celebrar el título... del equipo al que pitó el día que se jugaba la liga.

El equipo beneficiado fue el St. George, que necesitaba como mínimo un punto para hacerse con el título de cuarta división. El gran protagonista acabó siendo el colegiado Jan Smit, de 61 años, quien no solo fue decisivo en el desenlace con sus más que cuestionables decisiones, sino que al acabar el encuentro no dudó en levantar el trofeo en la celebración del equipo y cantar con ellos una canción que para más inri se llama Engelbewaarder (“Ángel de la guarda”). El periodista Manu Heredia ha compartido las imágenes y ha contado la historia en un hilo en la red social X / Twitter. @cream_allways

[Ver vídeo en X]

Los mejores chollos en Chollometro