navaja

Cinturón con “sorpresita” interceptado por la policía

“Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado…”

"Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado..."

[…] Las fuentes consultadas afirman que ha sido tratado por problemas psiquiátricos en el pasado y que ha llegado a estar ingresado por ello. El interrogatorio no estuvo exento de complicaciones, en primer lugar porque no se expresa con fluidez debido a una operación pasada. También por las contradicciones e incongruencias propias de su afección. Además de agente secreto dijo ser “abogado internacionalista” y “detective”, según las mismas fuentes.

El individuo es mayor, y no se le conoce ningún desempeño profesional reciente. Fuentes consultadas creen que debería ser atendido por los servicios sociales. Los agentes no creen que suponga una amenaza seria para la seguridad. No ha llegado a ser arrestado. En el interrogatorio los agentes, conscientes de la situación, han tratado de convencerle de que si vuelve a remitir un paquete en el futuro, que lo haga a dependencias policiales. […] @vozpopuli

"Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado..."

"Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado..." "Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado..."

Claramente la misma persona si os fijáis en la letra y cómo entrecomilla los nombres y demás…

Por cierto, eso de “familiar de un diputado de extrema derecha”…

"Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado...""Soy abogado, soy profesor, estoy embarazado..."

Los mejores chollos en Chollometro

Bueno pues al final el amable señor que intentó afeitar al policía no va a entrar en la cárcel

“Esto es un payo que apuñaIa a un policía y va a la cárcel”.

Bueno pues al final el amable señor que intentó afeitar al policía no va a entrar en la cárcel

[…] El juez considera probado que Fernando C.M., movido tanto por un ánimo de menoscabar el principio de autoridad como el de menoscabar la integridad física del agente y portando una navaja de 16 centímetros de hoja y mango de 20 de centímetros, se abalanzó sobre el mismo y le propinó varios cortes y puñaladas.

A consecuencia de su ímpetu, el acusado logró derribar al agente de la Policía Local de Punta Umbría, no cesando en su agresión mientras el policía estaba en el suelo. […]

1000 pavos le tiene que pagar a los 2 agentes (320 euros y a otro 685 euros).

Las comparaciones son odiosas, pero…

Bueno pues al final el amable señor que intentó afeitar al policía no va a entrar en la cárcel

@abc enviado por Shurgato.

Volver arriba