cárcel

Pandillero en una prisión de Bukele, en el Salvador, pide una segunda oportunidad: “He cometido errores, extorsiones, homicidios, situaciones así… pero he podido MEDITAR que no hice bien las cosas”. ¿Cuánto tiempo más crees que debería meditar allí?”.

Pandillero en una prisión de Bukele, en el Salvador, pide una segunda oportunidad: “He cometido errores, extorsiones, homicidios, situaciones así... pero he podido MEDITAR que no hice bien las cosas”. ¿Cuánto tiempo más crees que debería meditar allí?".

[Ver vídeo en X]

Japón no es país para viejos: ancianos que optan por ir a la cárcel a falta de asilos

Japón no es país para viejos: ancianos que optan por ir a la cárcel a falta de asilos

En Japón la población está envejeciendo a pasos agigantados. Tanto que casi no hay recursos para atenderla. Ante el desamparo en el que viven, algunos ancianos toman decisiones desesperadas… como ir a la cárcel.

Este anciano de 80 años, que se jubiló hace siete, está actualmente en la cárcel, donde ha pasado casi toda su jubilación. La razón de su detención: el robo de un poco de sushi. Reincidente, fue condenado a pena de cárcel. «Aquí les dan de comer, tienen un techo, cuidan de ellos… Muchos ancianos cometen pequeños robos para que los manden a la cárcel», explica Akiko Sasaki, trabajadora social en el centro de reclusión de Onomichi, una prisión donde solo hay ancianos. @abc

¿Acabaremos así en Occidente después de haber vendido las maravillosas bondades de no tener hijos?

Japón no es país para viejos: ancianos que optan por ir a la cárcel a falta de asilos

Ya en 2002 se hizo una película sobre el tema de las cárceles japonesas. @Agapitopito2

Los mejores chollos en Chollometro

Morad entra en la cárcel.

Morad entra en la cárcel.

El rapero Morad ha ingresado voluntariamente este lunes en la prisión de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), para cumplir con una condena de seis meses de cárcel por una causa relacionada con delitos de tráfico y por la que fue enjuiciado al conducir sin carné.

En febrero, Morad aceptó una pena de dos años de cárcel por atentar contra agentes de la Policía Local de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) cuando le instaron a dejar de grabar un videoclip en la calle por falta de permiso, y en esta causa la Fiscalía estuvo a favor de suspender su ingreso a prisión porque la pena no superaba los dos años. @huffingtonpost

Morad entra en la cárcel.