decisiones

Ha dicho literalmente: “Cada uno es libre de tomar sus decisiones, pero tienen sus consecuencias”

True

“Lo que ha pasado no es bueno parta nadie, pero no tengo todos los detalles para tener una opinión clara sobre el asunto de Djokovic”, dijo el balear. “Al final del día, sólo puedo decir que estamos pasando por momentos difíciles, con muchas familias sufriendo durante los dos últimos años, y es normal que la gente en Australia esté frustrada por este caso, porque han tenido muchas restricciones, muchas australianos que no han podido volver a casa o moverse de sus ciudades”, continuó. “Solo puedo decir que creo que la gente que sabe de medicina dice que tenemos que vacunarnos, y necesitamos hacerlo. Pasé la COVID y yo lo he hecho dos veces, y si lo haces no tienes problemas para jugar en el Open de Australia ni en ningún sitio. Del resto, no opino, porque me falta información”, explicó el ganador de 20 Grand Slams. “El mundo ha sufrido suficiente como para no seguir las reglas. Cada uno debe hacer lo que piensa que es bueno para él, pero no vacunarte te puede provocar inconvenientes, es la única manera de parar esta pandemia”, afirmó. @as

True

Se dice, se comenta, que un cantidad significativa de deportistas de élite no se ha vacunado.

¿Tener muchas ganas de orinar hace que tomemos mejores decisiones? Spoiler, hay evidencias de que sí

[…] En esa escena Sheldon cita un estudio de la investigadora Mirjam A. Tuk, de una universidad holandesa, y efectivamente ese estudio existe. Fue publicado en 2011 por Tuk y sus colegas Debra Trampe y Luk Warlop en la revista Psychological Science y ese mismo año ganaron el premio Ig Nobel de Medicina, una especie de “Nobel alternativo” a investigaciones cuanto menos curiosas que “hacen a la gente reír pero después pensar”.

Tuk y sus colegas realizaron varios estudios para poner a prueba su hipótesis de que las señales inhibitorias pueden pasar de un campo (en este caso el de contener la orina) a otros diferentes y aumentar el control de impulsos.

True

En dos de esos estudios hicieron que la mitad de los participantes tomasen unos 700 mililitros de agua mientras que los restantes solo bebieron 50 mililitros. Después tenían que decidir (en varios casos) entre obtener una pequeña recompensa el día siguiente o una recompensa mayor más adelante. Les planteaban, por ejemplo, recibir 16 dólares un día después o 30 dólares pasados 35 días.

Pues bien, quienes habían bebido más agua (y tenían más prisa por ir al baño) fueron más propensos a elegir la recompensa mayor, aunque tuviesen que esperar más tiempo para recibirla. Según los autores del estudio, “la inhibición de diferentes comportamientos (motores y cognitivos) parecen tener su origen en las mismas áreas neuronales”. […] @maldita

True

Enviado por LaChicaDel2CV.

Los mejores chollos en Chollometro

Volver arriba