Galio, uno de los elementos más locos del grupo del boro.

El galio se derrite a menos de 30 grados. Un poco de agua tibia y…

Es lo que usaba Uri Geller para fliparse con eso de que doblaba cucharas. Como el cuerpo humano está a más de 35 grados, es posible derretir una cuchara de galio si la tocas lo suficiente.

Enviado por @overthhhrow

La noticia importante del día

La noticia importante del día

Los aeropuertos suelen ser lugares donde se dan muchas historias curiosas pero la de la australiana Sarah Button se lleva la palma. La mujer de 23 años fue detenida cuando iba a coger un avión en Emiratos Árabes Unidos llevando puesto un pIug аnаl con las cenizas de su novio fallecido en el interior del juguete sеxual.

El caso es que los funcionarios del aeropuerto no dudaron en retener a la joven y a la amiga que viajaba con ella al pensar que el objeto era un arma. “Nos llevaron a mí y a mi amiga a un lado sin darnos muchas explicaciones”, cuenta en su vídeo. Al final, tuvo que llamar a su padre para pedir ayuda a la embajada australiana. @elmundo

“Mira papá, es que me han retenido en Emiratos porque llevo las cenizas de mi ex muerto en un plug de metal dentro de mi аno”

La noticia importante del día

Un ‘estudiático’ por 1100 euros al mes: “Yo lo llamo LA MULTIESTANCIA”

Son capaces de venderte una caja de zapatos por 1100 euros al mes hablándote de las bondades de poner la lavadora desde un sofá-cama pegado a la cocina. El sector inmobiliario de Madrid está loco. @AlanBarrosoA

220.000 euros por las sandalias de Steve Jobs

220.000 euros por las sandalias de Steve Jobs

Tal como ocurre con otras personas de tal relevancia, quienes siguen su obra son capaces de hacer lo imposible por obtener alguna pieza de su historia. Muestra de esto es la venta de un par de antiguas sandalias, utilizadas por Jobs en el período de sus primeras andanzas con Apple, por una cifra que supera los $220 mil dólares, según la casa de subastas que gestionó esta transacción. @wwwhatsnew

220.000 euros por las sandalias de Steve Jobs

Volver arriba