Fue tanto el cántaro a la fuente, que al final se rompió.

Hay gente que hace y dice cosas porque creen que nadie les va a plantar cara. En este caso el padre fue a por él, le dio con tantas ganas que se lo cargó.

Fue tanto el cántaro a la fuente, que al final se rompió.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 4 a las 12.30 horas en una cafetería de Estepona. El fallecido estaba tomando un café en la barra cuando entró el padre de la joven, y mientras le reprendía por haber vuelto a acosar a su hija comenzó a darle patadas en un costado. El agresor llevaba las botas de trabajo, con la puntera de acero. Al parecer, quería aleccionarle y que los golpes sirvieran de advertencia para que no se volviera a acercar a su hija.

La víctima quedó tendida en el suelo y después se marchó a su casa. Por la noche, comenzó a sentirse mal y su pareja le llevó al hospital, donde fue operado de urgencia porque tenía el bazo roto y falleció durante la intervención. @areacostadelsol

Fue tanto el cántaro a la fuente, que al final se rompió.

0 Vistas

Buenos días

Se trata de un nuevo método de comunicación gaseoso.

0 Vistas

Volver arriba