Dos sicarios se cuelan en un hospital y acaban con la vida de uno de los ingresados

Se llamaba Alexander Lugo. Había recibido un disparo en la cárcel y su enemigo se quiso asegurar de que acababa en un cajón de pino.

Dos sicarios se cuelan en un hospital y acaban con la vida de uno de los ingresados

0 Vistas

Volver arriba