Cámara oculta: “Buenas tardes, señoritas”

Si los hombres damos pena ligando, imaginad si nos esforzamos por dar más pena. Eso es lo que ha pensado este “prankster”, y le ha alegrado el día a un montón de mujeres, pero a su costa, claro.

Enviado por Revistaspornodelaabuela.

0 Vistas

Volver arriba