A este Fínolier no le llegaba para una prensa hidráulica y se compró un martillo

Se hace llamar el sentenciador y machaca cosas con su mazo para mostrarlas a cámara superlenta.

Enviado por El Sentenciador:

Paso de felicitarte por algún negocio absurdo que no existe, pero sí te felicito por publicar 200 posts diarios en varias webs a la vez incluso en días festivos. Haces que trabajar como chinos sea un eufemismo errático.

Te paso mi último vídeo donde machaco varias cosas con mi precioso mazo. Me gustaría machacar la cabeza de alguno de tus seguidores, pero de momento me conformo con cosas inanimadas.

✨⚔️MAY THE 4TH BE WITH YOU ⚔️✨

El vídeo que subió Michelle C. Smith, acróbata, para celebrar el día de Star Wars.

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso… ¿o no?

Maestro de los eufemismos… “hechos tristes”= denuncias falsas. Y El Diario.es no defrauda, llamando malos tratos lo que siempre considera violencia machista (cuando “el malo” no es de los suyos, claro). ¿Dónde ha quedado el yo sí te creo?

¿Qué se siente, Felipe?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

Lo primero que debería hacer este señor es dimitir, porque hay que creer a las víctimas. Por no decir que se debería haber quedado en el calabozo no un día, al menos 3 que es lo que algunos se tienen que quedar cuando les detienen (sin pruebas) un viernes. Porque él cree a la víctima, y sería de muy mal gusto volver al día siguiente a casa y violentar así la convivencia.

Para continuar debería convocar ÉL MISMO, en representación de su partido político y comprometido con la lucha por el maltrato, una manifestación en rechazo de la violencia machista por estos acontecimientos de los que él ha sido protagonista.

Y para terminar, debería dar gracias porque ella no le haya echado cuento en Twitter. Y por si no lo había dicho, debería dimitir.

A mamar lo sembrado, que cuando le pasa a otro no les tiembla el dedo para condenarle públicamente con comunicados y manifestaciones antes de que se haya podido probar.

Qué mala suerte, madre mía, que con un 0,0001% de denuncias falsas, le toque al creador de la propia ley (López Aguilar, socialista) y a un portavoz de IU… espectacular.

[Noticia]

Cuando en los combates aéreos se luchaba insultándose y tirándose lo que se tuviese a mano

El intercambio de insultos y gestos con las manos y las maniobras de vuelo intimidatorias también eran muy frecuentes.

Vaya, qué caprichoso es el destino. A Felipe, Coordinador de Izquierda Unida, le han denunciado en falso... ¿o no?

[…] Conforme pasaba el tiempo, pilotos y observadores comenzaron a llevar armas pequeñas durante los vuelos de observación, por si se encontraban al enemigo dedicado a la misma tarea. Y así fue como nacieron los primeros combates aéreos. En aquellos primeros meses de la guerra podían verse esporádicamente sobre los cielos de Europa aviones de observación disparándose unos a otros con pistolas y rifles o lanzándose cualquier otro objeto que tuvieran a mano -incluso cuerdas para que se enrollasen en la hélice enemiga-, como ocurrió en agosto de 1914, cuando el Teniente W.R. Read lanzaba una pistola descargada contra la hélice de su oponente, tal y como él mismo y su observador —Jackson— detallaron en su diario de vuelo. […]

[…] Los pilotos se las arreglaban como podían. Algunos lanzaban piedras, ladrillos e incluso granadas de mano cuando volaban sobre sus adversarios. Otros, como el ruso Alexander Kazakov, llegó a equipar su avión con un garfio con el que intentaba arponear a sus rivales. […]

Interesante artículo, es cortito, os lo recomiendo.

Volver arriba