Día: 26 de julio de 2022

Hoy en día puedes hacer música con cualquier cosa

Paquirrín es la muestra. Y este vídeo también.

Enviado por Osapanda.

Tu madre cuando toca foto con la familia y te haces el remolón

@PuppiesIover

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

He montado un pequeño recopilatorio de fotografías que aparentan ser normales pero que esconden historias muy trágicas. @FácilNejo.

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

Instantes después de tomar esta fotografía, el coche de la imagen explotó. Era un ataque terrorista del grupo IRA. Murieron 29 personas, incluyendo al fotógrafo que tomo la foto. Sorprendentemente el hombre y la niña de la imagen sobrevivieron.

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

Un turista que hacia submarinismo en grupo tomo una foto de su esposa. En el fondo de la imagen también aparece Tina Watson. Unos diez minutos antes de que se tomara la foto, el esposo de Tina cortó su suministro de aire y la mantuvo debajo del agua hasta que se ahogo.

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

Esta fotografía fue tomada por Hugo Jaeger, el fotógrafo personal de Hitler. Se realizó en Kutno tras la invasión de Polonia. La mujer era judía.

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

Tyler Hadley realizo una fiesta en su casa. Durante la fiesta los cuerpos de sus padres estaban escondidos en su dormitorio. Habían sido asesinados por Tyler.

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

Los asesinos de la masacre de Columbine fingiendo disparar a la camara en una alegre foto con el resto de sus compañeros, un año antes de la masacre.

Fotos que parecen normales pero esconden una historia turbia detrás

Esa sombra son los restos vaporizados de una de las victimas de la bomba atómica lanzada en Hiroshima. La bomba “blanqueó” todo a su alrededor, dejando esta especio de sombra artificial tras de si.

Los mejores chollos en Chollometro

“Tú, que no encuentro el móvil”

Cómo jaquiar a un cura

Volver arriba