10 years challenge

10 years challenge

10 years challenge

10 years challenge 10 years challenge

10 years challenge

Y el más negro:

10 years challenge

Y ahora la mandanga local:

10 years challenge

10 years challenge

No, no lo lavé con lejía, son dos gatos diferentes :c

10 years challenge10 years challenge

Y por si había poco material para hundirme la vida a chops… Yo en 2002, cuando intenté fundar mi propia religión:

10 years challenge

Me llamo Yisus, no es casualidad…

0 Vistas

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Primero: un hilo de twitter de un profesor muy sensibilizado con el bullying.

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

Segundo: El Fary y su opinión sobre el hombre blandengue.

Tal cual…

Hoy me han llegado estos dos aportes seguidos

¿Mi opinión? ni una cosa ni la otra. Castigar a los matones me parece bien, pero crear una aura de protección máxima sobre un chaval que parece tan débil… De alguna manera tiene que crear sus propios mecanismos para hacerse fuerte. Para que te salga el callo tienes que usar las manos. Que puedes castigar a los matones, y paralelamente enseñar al chaval no solo a hacerse valer sino también a no dejarse pisar. La solución no es dejarse hundir y luego pedir a una «autoridad» que sean castigados. Eso te hace dependiente siempre de un control superior… No hablo de pegar, hablo de imponerte, de plantar cara, de no agachar la mirada. La vida fuera del instituto no te va a asignar siempre a un tutor superprotector que te saque las castañas del fuego.

En cuanto al profesor… se nota a kilómetros que se siente identificado con el chaval porque a él también le dieron cera en el colegio y le sale el ramalazo vengador. Hay que modular un poco.

@Derrochotanto

0 Vistas

Volver arriba