kamikaze

El kamikaze que no dejó cicatriz, pero sí tatuaje

La marca de un Avión kamikaze japonés Mitsubishi Ki-51 en el costado de un barco de guerra HMS Sussex de la Royal Navy el 26 de Julio de 1945. Sorprendentemente, el avión golpeó el lateral del Sussex y cayó al mar sin dañar el barco. (Colorizado por “Pink Colorisation”)

El kamikaze que no dejó cicatriz, pero sí tatuaje

Desgraciadamente para el kamikaze, y afortunadamente para la tripulación del barco, el motor, que es la única parte densa dura y pesada de un avión de ese tipo, impactó JUSTO entre la unión de 4 chapas del casco, que muy probablemente se hacen coincidir con la estructura interior (el esqueleto del barco).

El kamikaze que no dejó cicatriz, pero sí tatuaje

Se pueden ver 2 de las 3 palas de la hélice marcadas. El motor impactó casi haciendo diana exactamente en ese sitio.

El kamikaze que no dejó cicatriz, pero sí tatuaje

El kamikaze que no dejó cicatriz, pero sí tatuaje Aquí uno que apuntó mejor y consiguió atravesar (By JuliusMaster):

El kamikaze que no dejó cicatriz, pero sí tatuaje

@Combatpix enviado por Will Smith Zoolander.

800 Vistas

Volver arriba