Recordemos a este pobre chaval que murió por sobredosis de expectativas

Tened cuidado con ese artilugio del averno

Volver arriba