Cuando ellos hacen locuras te tienes que aguantar, pero si las haces tú la cosa cambia

Volver arriba