Pobre Celia…

Pobre Celia...

El hombre viajaba con el justificante médico de su mujer, pero denuncia que los agentes “se rieron del documento”. El matrimonio vive en Vitigudino, que está a 64 km de Salamanca, el lugar más cercano para comprar alimentos sin gluten. Tras recibir la multa, el agente le envió una patrulla “para que le siguiera desde donde estaban hasta que saliese de Salamanca, para asegurarse de que no parara a comprar”. @20Minutos.

3.000 Vistas

“Enséñame la cosa más alucinante que tengas y que no sea cara”

1.400 Vistas

Control de drojas: “Me comí 3 gramos y no me dio positivo”

Quizás no sea la mejor persona a la que contarle eso…

1.800 Vistas

Volver arriba