Parece ser que no ha gustado al director que decoren un árbol de navidad del instituto con tampones sangrantes POR LA RAZÓN QUE SEA

Parece ser que no ha gustado al director que decoren un árbol de navidad del instituto con tampones sangrantes POR LA RAZÓN QUE SEA

Parece ser que no ha gustado al director que decoren un árbol de navidad del instituto con tampones sangrantes POR LA RAZÓN QUE SEA

Se las ve simpáticas.

@hematocritico

Parece ser que no ha gustado al director que decoren un árbol de navidad del instituto con tampones sangrantes POR LA RAZÓN QUE SEA

Extra: Noticia.

Parece ser que no ha gustado al director que decoren un árbol de navidad del instituto con tampones sangrantes POR LA RAZÓN QUE SEA

Extra2 by @LI3PeO.

Parece ser que no ha gustado al director que decoren un árbol de navidad del instituto con tampones sangrantes POR LA RAZÓN QUE SEA

«Lo que podía hacer es no insultar a nadie y menos al Presidente del Gobierno. Vaya con sus amigos de Vox a recorrer Andalucía y mientras piense en todo el dinero que se gastó para buscar a su hija. Que por cierto si no hubiera ido a casa de su exnovio sola, y en condiciones no muy buenas seguiría viva. Nadie es dueño de la vida de nadie. Pero usted está todo el día criticando a un Gobierno que se desvivió por buscarla. Y otra cosa sin cadáver no hay crimen» [Noticia]

0 Vistas

El valor de ser mediocre

Los requerimientos de la excelencia están en guerra con lo que llamamos libertad.

[…]  Nuestro afán por ser excelentes en todo momento ha arruinado hasta nuestros ratos de ocio. Necesitamos volver a hacer actividades solo porque las disfrutamos.- Si te gusta correr, ya no es suficiente con que des un par de vueltas a la manzana, ahora hay que entrenar para los maratones. Si te gusta pintar, ya no lo haces nada para disfrutar de una agradable tarde solo contigo, con tus acuarelas, sino que ahora debes buscar que exhiban tus obras, o intentar hacerte de una cantidad respetable de seguidores en las redes sociales. […] [Artículo]

El valor de ser mediocre

Estamos en la era en la que ser normal es anormal. Interesante artículo de NYTimes que podéis leer aquí.

0 Vistas

Volver arriba