El chantaje emocional de las propinas en EEUU

Parte del sueldo de los empleados (y a veces ni eso), depende de la «buena voluntad» del cliente. Se «sugiere» una propina por el buen servicio, pero al final la experiencia de usuario real es que si no hay nada concreto que objetar, la propina la pagas sí o sí, a no ser que quieras quedar como una rata infrahumana.

Enviado por Naish.

Imaginad lo convencida que estaba de que eso era una piscina de gomas

«Rebatirle a Einstein la teoría de la relatividad no es nada fácil porque yo soy de letras»

"Rebatirle a Einstein la teoría de la relatividad no es nada fácil porque yo soy de letras"

Buenos días con esta moza cocinando un Ferrero gigante

¿Hay hambre?

@kizlarinistediklerii enviado por Osapanda.

Volver arriba