Cuenta ‘hackeada’. Ya, claro…

Cuenta 'hackeada'. Ya, claro...

Cosas raras que quizá tengan que ver con su condición de leyenda retirada que se resiste a dejar de serlo; con una crisis de los cuarenta arquetípica (mi matrimonio se ha ido a pique, pero estoy a tope, y ponle a las chavalas otro chupito, Pepe, que hoy se sale), y con una incontinencia digital entre naíf y cuñada (si ves muchos camiones en un bar de carretera, ahí se come bien; y si ves a Casillas tuiteando, échate a temblar).

Hemos visto a Casillas hacer una imitación INQUIETANTE de Jim Carrey en ‘La máscara’ (o algo). @elconfidencial

Parece que el artículo lo ha escrito Florentino Pérez…

Yo ya le dije a Anna hace unas semanas que creo que algún forocochero le ha confeccionado una campaña de marketing bizarro, porque está haciendo cosas rarísimas.

Lo del tuit de “soy gay”… yo creo que un colega le cogió el móvil y le hizo la bromita, o la hizo él mismo por los loles mientras se pimplaba un gintonic.

Otro que disfruta de su ración de karma por flipao

Cuando creas que caes mal, recuerda que nunca caerás tan mal como este hombre

Dos ejemplos de por qué nunca deberías confiar en tus amigos

Enviado por Ukitili y WillSmithZoolander.

SPAM: La historia del famoso jamón que dio nombre al correo no deseado

SPAM: La historia del famoso jamón que dio nombre al correo no deseado

@Soyphillip enviado por @sotelomente

Aunque por lo que parece, los primeros en acuñar este término para referirse a la turra de algo no deseado fueron los Monty Python.

Originalmente la palabra SPAM surgió como abreviatura de “spiced ham” (jamón con especias), y fue la marca usada por la empresa charcutera estadounidense Hormel Foods en 1957 cuando lanzó al mercado su nuevo producto de carne. Durante la Segunda Guerra Mundial lo usaron como alimento los soldados británicos y soviéticos.

El grupo británico de humoristas Monty Python se burló de él en una famosa escena cómica que proporcionó la fama definitiva al término: cuatro vikingos leen un menú que ofrece muchos platos pero todos contienen SPAM y empiezan a gritar la palabra: “¡Al rico SPAM!”. De ahí la asociación con una cosa abundante que nadie quiere, como el correo electrónico “basura” que llega masivamente a nuestros buzones, el spam. @muyinteresante

Volver arriba