A grandes males, grandes remedios…

Que a modo de “karma” contra el coche negro podría estar bien… pero… ¿y si el último que aparcó es el coche blanco que tiene detrás?

0 Vistas

Volver arriba