Con la llegada de los filtros, todo el mundo puede ser un impostor

Catfish, o siluro, se utiliza en inglés para referirse al clásico “emosido engañado” con la apariencia de las personas. Este crack va a demostrar su teoría sobre la marcha con un ejemplo práctico improvisado.

“¿Qué te apuestas a que me puedo chupar la oreja?”

@summermikaelaa enviado por PepeViruelas.

Volver arriba