Gerard prometió una celebración de gol a la carta

Y lo prometido es deuda:

Volver arriba