Solo le faltan unos tubarros y la pegatina del Escorpia

Tesla sigue tuneando el Model S para superar el record de Porsche de Nurburgring. Parece el típico Ford Mondeo que el padre cede a su hijo makinero y lo llena alerones y pegatinas.

Solo le faltan unos tubarros y la pegatina del Escorpia

Solo le faltan unos tubarros y la pegatina del Escorpia

0 Vistas

Volver arriba