No sé si es mérito del cuchillo, o de ese temible señor que lo maneja…

Se trata de un concurso yanki de cuchillos. La gente va ahí con su cuchillaco superafilado, y pasan una serie de pruebas para demostrar lo bien que corta y mantiene el filo.

0 Vistas

Volver arriba