hit counter

Elisa hablando con un pobre chico negro alienado

Elisa hablando con un pobre chico negro alienado

Negar que existe el racismo (o el machismo) es como negar que 2+2 son 4, o que Goku puede con Superman, o que la tortilla con cebolla está mejor. Pero se entiende lo que quiere decir ese señor. Si nos centramos en todo lo que podría estar mejor, tanto el machismo como el racismo que tenemos en España pasarían automáticamente a un segundo o tercer plano por importancia. Como bien dice el caballero oscuro, parece que cuesta mucho hablar bien de España. Para decir si un país es tal o cual, habrá que compararlo con su entorno. Más que nada para saber si es especialmente racista o simplemente es una respuesta natural al diferente. Cuando visitas un entorno como las escuelas, te das cuenta de que en España el racismo empieza a ser algo testimonial, y va quedando relegado solo a gente mayor o a pueblos aislados de los avances sociales (como el machismo).

Los que se empeñan en exagerar algo que está reduciéndose de forma paulatina y constante, algún interés tendrán. El que lo niega de forma taxativa y absoluta, también.

0 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionados

Patricia López: "Ferreras ha dejado a Inda difundir datos falsos sabiendo que los eran"

Patricia López: “Ferreras ha dejado a Inda difundir datos falsos sabiendo que los eran”

¡Más periodismo! El tiempo que Ferreras concedió a Podemos en su día, ahora se ha convertido en críticas y mucha menos atención mediática, y parece que ahora a Podemos le conviene desacreditarle y sacar toda la caca que seguro que conocían desde hace tiempo. Me da la sensación de que llevamos años con gente peleando […]