Esta vez el karma no hizo su trabajo como dios manda…

Ese hombre está pidiendo ayuda con la mirada…

Ese hombre está pidiendo ayuda con la mirada...

«Él es muy abierto y le encanta involucrarse en mis procesos, probar conmigo y acompañarme en el camino del autoconocimiento y bueno, cuando aprendí que la sangre menstrual era pura nutrición, que sirve para sanar y hasta embellecer decidí hacerme una mascarilla y ver qué tal y apenas él me vio quiso ser parte y ¡¡se apuntó también a la experiencia!!», explica la empoderada -y ensangrentada- fémina.

la ginecóloga Isabel Salas, que alerta desde YouTube sobre esta práctica de las mascarillas de sangre menstrual: «Es cierto que la sangre tienes células madre y en ese sentido puede ser buena para el cutis, pero al haber atravesado el canal vaginal también puede tener todo tipo de bacterias, virus e infecciones que pueden producir eccemas y verrugas». @strambotic

Volver arriba