Llaneros-Unión Magdalena. El Unión necesitaba un gol para ascender a Primera División de Colombia, y de esta manera lo hizo en el minuto 95.

El dueño del equipo es Eduardo Ávila, un narcotraficante condenado en los 90 y también condenado por ordenar el asesinato de su mujer.

El corazón está sobrevalorado más allá de su función como órgano vital

@niporwifi enviado por @DanS.

Cuando esclavicen a la humanidad nos devolverán estas humillaciones con intereses…

@maitita_mai enviado por CreamAlways.

Volver arriba