Demos las gracias por no haber nacido en esa época…

En el siglo XIX, para romper una piedra en la vejiga, había que pasar un clavo a través del nepe y luego usar un martillo para romperla en pedazos lo suficientemente pequeños como para que pasasen a través de su uretra. La litotomía para eliminar los cálculos se realizó sin anestesia hasta 1846.
Demos las gracias por no haber nacido en esa época...

Enviado por Alex.

400 Vistas

Volver arriba