Cuando tu padre te acompaña a tus primeros conciertos y tienes que pedir una orden de alejamiento para no morir de vergüenza ajena

Menudo megabaile de mierda se casca el amigo.

0 Vistas

Volver arriba