No sé si el del megáfono se ha dormido, o si ha empezado la Guerra de los Mundos…

Volver arriba