¡Salchichón!

¡Salchichón!

San Chin Choon. Ese es el nombre del proveedor malasio que supuestamente suministró mascarillas, guantes y test a Luis Medina y Alberto Luceño, por los que se embolsaron comisiones millonarias. Sin embargo, la Fiscalía lleva más de un año intentando contactar con él y el hombre no aparece.

Durante su declaración, Luceño señaló que San Chin Choon era el director ejecutivo de la empresa Leno Sdn Bhd que vendió las mascarillas y el resto del material sanitario y lo nombró a él agente. Además, el investigado justifica las comisiones cobradas con un documento en el que se le relaciona con la empresa junto a Medina, según publica El Confidencial. @20minutos

Salchichón no…

¡Salchichón!

¿Qué harías si ves esta escena dantesca en tu gimnasio?

¿Qué harías si ves esta escena dantesca en tu gimnasio?

Enviado por Nejo.

Vale, su anécdota es muy buena. Pero por ahí hay un camarero con una anécdota un millón de veces mejor.

Enviado por FácilNejo.

300.000 años de evolución para esto…

Enviado por Thosnod.

¿El hombre con más suerte del mundo, o… el más gafe?

Hola Fino. Sólo te mando esto que he visto por internet sobre un tipo que supuestamente tiene mucha suerte, aunque yo creo que es muy gafe para cualquiera que viaje con él. Un saludo a Ana de mis partes. @Mimadrenoesvirgen.

¿El hombre con más suerte del mundo, o... el más gafe?

Muchas personas nacen con la fortuna de su lado, o por lo menos son visitados por esta una gran parte de su vida. En otros casos parece que la persona está maldita ante la mala suerte que le acompaña. El caso de Fran Selak es cuanto menos digno de estudio, esquivando a la muerte la friolera de siete ocasiones para después ganar la lotería los 74 años de edad. @as

¿El hombre con más suerte del mundo, o... el más gafe?

Volver arriba