Un policía le compra una gorra y unos guantes a una mujer sorprendida robando en un supermercado

Un policía le compra una gorra y unos guantes a una mujer sorprendida robando en un supermercado

Fui pillado robando comida cuando tenía 15 años y estaba sin hogar. El dueño de la tienda me esposó, con razón, y llamó a la policía. Me echaron de la tienda y, mientras me alejaba, uno de los agentes que acudió a la llamada me entregó una bolsa con mucho más que el escaso par de latas de sopa que tenía. Nunca lo he olvidado y creo que nunca lo haré. Gracias oficial Kleischer.

Ser un policía honrado y tener que aguantar que te llamen “perro del estado“, “ACAB“, etc, (mientras gozan de la seguridad que ofrecen los cuerpos de policía), es equivalente a aguantar que te llamen asesino por trabajar en un matadero (mientras se comen los animales que tú sacrificas), o que te llamen asesina por abrir los bares (mientras sujetan una birra en una terraza de Madrid). Think about that.

Los peninsulares descubren que en Tenerife no hace sol todo el año

@jsmapdots_ enviado por GonzaloStampa.

Pero… qué…

Una atracción mal sujeta al suelo provoca una escena de terror en Michigan

La gente que se encontraba por la zona tuvo que ayudar a sujetarla mientras se detenía, porque parecía que se iba a caer de un momento a otro.

Desde esta perspectiva se nota aún más:

Otro vídeo más completo:

Volver arriba