celebraciones

Pero qué culpa tiene la puerta…

Estoy entre la celebración de los disparos y ésta…

Volver arriba