Racismo, machismo, y homofobia: La trampa de las etiquetas.

Una gran mayoría de la población estamos en contra de estas tres actitudes, pero… ¿qué son? Una trampa muy común es definir como machismo cualquier actitud tradicionalmente masculina, y si no llega a ser suficientemente grave, se le pone el prefijo “micro” y arreando. Etiquetar como racismo, machismo, y homofobia cualquier opinión, crítica, o actitud que pueda resultar incómoda para ciertos colectivos es una trampa falaz.

¿Se debe prohibir la PROSTlTUClÓN?

Existen varias corrientes de opinión sobre este tema. Por alguna razón hay gente que piensa que vender tu cuerpo para trabajos de riesgo en los que mueren cientos de hombres al año, es peor que dedicarte voluntariamente a dar “masajes especiales”. ¿Su argumento? que la mayoría de las mujeres que se dedican a ello están obligadas. ¿Es cierto eso? -> NOPE.

Enviado por Monotema.

Volver arriba