– ¿Por qué mi hermana se llama París?

– Porque la concebimos en París

– Ah, gracias papá

– De nada, Cuarenteno

- ¿Por qué mi hermana se llama París?

Volver arriba