okupas

Hay gente con jeta, y luego está esta mujer…

Hay gente con jeta, y luego está esta mujer...Hay gente con jeta, y luego está esta mujer...

[…] La Policía Local se desplazó este jueves por la tarde al número 40 de la calle Cerezo de Zaragoza tras recibir la llamada de una mujer que decía vivir en el edificio y no poder entrar porque habían puesto un candado en la puerta. La señora reconoció a los agentes que ocupaba un piso de la primera planta de forma ilegal, para contarles después que el  nuevo dueño le había arrebatado poco antes las llaves de forma violenta. Según esta, tenía todas sus cosas dentro. Y lo peor, era diabética y no podía coger la insulina.

Con ayuda de los Bomberos de Zaragoza, se logró acceder finalmente al bloque a través de un balcón. Una vez dentro, se cortó la cadena de la puerta principal y la okupa pudo acceder al domicilio. Los municipales no encontraron a nadie dentro del inmueble, pero dieron cuenta de lo sucedido a la Policía Nacional, que podría abrir ahora diligencias contra el dueño por coacciones. La Jefatura Superior explicó a HERALDO que el miércoles por la tarde intervinieron en el mismo edificio a petición del propietario, ya que se encontró dentro a otro okupa y se produjo una fuerte discusión entre ellos al intentar echarlo. […] @heraldo

Hay gente con jeta, y luego está esta mujer...

5.000 Vistas

Una comunidad de vecinos indefensa ante un grupo de okupas que está intentando tirar abajo la puerta blindada usando una radial

Enviado por Wilfredo, sacado de uno de sus grupos de Telegram:

Hola shurs, os cuento.

Debajo de mi piso hay una vivienda propiedad del banco, con su puerta blindada antiokupas desde hace meses. Todo un reclamo. Lo que no está tan protegido es una ventana interior de fácil acceso, y por ahí se colaron el jueves un par de okupas.

Una comunidad de vecinos indefensa ante un grupo de okupas que está intentando tirar abajo la puerta blindada usando una radial

Al principio parecían sólo dos, pero ya hemos comprobado los vecinos que tienen cuatro o seis personas más en la calle, todos con patinete eléctrico, turnándose en guardias para avisar cuando viene la policía. Los okupas están intentando tirar abajo la puerta blindada que puso el banco en su día, para lo cual llevan cada día rompiendo la pared con una sierra radial. A los de fuera se los escucha decir que están buscando una sierra mejor y esas cosas. Cada vez que se ponen a la obra llamamos a la policía, y cuando vienen les cuentan el rollo de que no tienen dónde vivir y tal que nadie se cree.

Ver post completo

20.800 Vistas

Los mejores chollos en Chollometro

¿Por qué ante un caso flagrante de allanamiento de morada, no se expulsa a los allanadores?

Te mando una de lo que parece otra historia de seres bioluminiscentes en propiedades ajenas. El pobre sobrino del dueño tiene que quejarse con la pertinente coletilla, no sea que se le tache de rasista: “No me importa ni la raza ni la procedencia de estos okupas. Ellos tendrán derechos, no lo dudo, pero estos se acaban cuando pisotean los derechos de los demás como han hecho con mi tío“. @ ElReyChino

¿Por qué ante un caso flagrante de allanamiento de morada, no se expulsa a los allanadores?

Manda huevos que los familiares tengan que movilizar a los vecinos porque la justicia está a por uvas…

[…] Una vez alertado de la okupación, José Antonio, acompañado de la policía municipal, acudió al inmueble donde uno de los okupas les presentó un contrato de alquiler de la casa. “¿Quién les ha firmado a ustedes este contrato? ¿Mi tío?”, preguntó estupefacto este hombre, mecánico de profesión, que dio sus primeros pasos en la mecánica en el patio de esta finca familiar. “Al final, la policía les requirió el contrato y pudieron comprobar que era totalmente falso por lo que creo que se les va a imputar un delito de allanamiento de morada”, apuntó este hombre que precisamente estaba reparando la vivienda y acondicionando algunos servicios básicos “para cuando viniera mi tío. La vivienda no estaba abandonada y yo venía realizando reparaciones para acondicionar la casa pero no está en condiciones para que residan niños. Por no tener, no tiene ni ducha”, subrayó José Antonio que ahora teme por el futuro de la herramienta, de importante valor económico, que se ha quedado en el interior del inmueble. “A estas alturas sería un milagro que aún estuviera. Mucho me temo que ya la hayan vendido, aunque lo que más me duele es que se habrán desecho de documentación y de efectos familiares de gran valor sentimental”. […] @deia

3.000 Vistas

Volver arriba