okupas

¿Por qué ante un caso flagrante de allanamiento de morada, no se expulsa a los allanadores?

Te mando una de lo que parece otra historia de seres bioluminiscentes en propiedades ajenas. El pobre sobrino del dueño tiene que quejarse con la pertinente coletilla, no sea que se le tache de rasista: “No me importa ni la raza ni la procedencia de estos okupas. Ellos tendrán derechos, no lo dudo, pero estos se acaban cuando pisotean los derechos de los demás como han hecho con mi tío“. @ ElReyChino

¿Por qué ante un caso flagrante de allanamiento de morada, no se expulsa a los allanadores?

Manda huevos que los familiares tengan que movilizar a los vecinos porque la justicia está a por uvas…

[…] Una vez alertado de la okupación, José Antonio, acompañado de la policía municipal, acudió al inmueble donde uno de los okupas les presentó un contrato de alquiler de la casa. “¿Quién les ha firmado a ustedes este contrato? ¿Mi tío?”, preguntó estupefacto este hombre, mecánico de profesión, que dio sus primeros pasos en la mecánica en el patio de esta finca familiar. “Al final, la policía les requirió el contrato y pudieron comprobar que era totalmente falso por lo que creo que se les va a imputar un delito de allanamiento de morada”, apuntó este hombre que precisamente estaba reparando la vivienda y acondicionando algunos servicios básicos “para cuando viniera mi tío. La vivienda no estaba abandonada y yo venía realizando reparaciones para acondicionar la casa pero no está en condiciones para que residan niños. Por no tener, no tiene ni ducha”, subrayó José Antonio que ahora teme por el futuro de la herramienta, de importante valor económico, que se ha quedado en el interior del inmueble. “A estas alturas sería un milagro que aún estuviera. Mucho me temo que ya la hayan vendido, aunque lo que más me duele es que se habrán desecho de documentación y de efectos familiares de gran valor sentimental”. […] @deia

3.000 Vistas

Una señora se va un par de días de su casa (vivienda habitual) y al volver ya no puede entrar porque hay 23 okupas dentro

Sí, habéis leído bien: no puede entrar en su propia casa. Se va a tener que buscar un hotel o un alquiler mientras dure el proceso judicial.

Una señora se va un par de días de su casa (vivienda habitual) y al volver ya no puede entrar porque hay 23 okupas dentro

Una señora se va un par de días de su casa (vivienda habitual) y al volver ya no puede entrar porque hay 23 okupas dentro

Un grupo de 23 okupas, entre los que se encuentran menores de edad, han invadido un chalé en la urbanización Río Park de Mutxamel (Alicante), aprovechando una ausencia breve de un par de días de la dueña de la vivienda, que no puede hacer nada por recuperarla hasta agosto, como mínimo, debido a la moratoria antidesahuciosaprobada por el Gobierno por la pandemia del coronavirus.

Tras avisar a la Policía Local y la intervención también de efectivos de la Guardia Civil –que contaron hasta 23 personas dentro del chalé en ese momento— la afectada se encontró con que los agentes solo podían tramitar la denuncia y hasta dentro de dos meses no se les podrá desalojar, porque hay menores de edad y se considera legalmente una situación familiar de vulnerabilidad. | @abc

Aquí otra mujer a la que le ha pasado lo mismo

Más mandanga de Tresubres:

3.200 Vistas

Los mejores chollos en Chollometro

Vaya, cuando a una le salpica…

Vaya, cuando a una le salpica...

Vaya, cuando a una le salpica...

[…] Gemma Galdón Clavell, exdirigente de Podemos entre 2014 y 2016 y defensora del movimiento okupa ha sufrido en sus propias carnes la entrada ilegal de inquilinos a su vivienda, según ha relatado Josep Ramón Bosch, historiador y expresidente de Societat Civil Catalana, citando una publicación en su Facebook de la que se han hecho eco diversos medios. […]

En diciembre de 2007, meses antes de que estallara la crisis financiera mundial escribía:

“¿Y qué pasará cuando los hipotecados dejen de poder pagar las cuotas? Sencillamente que una parte cada vez más grande de la población se convertirá en okupa -okupas de su casa-. Y cuando el juez, amparándose en las leyes que ahora tantos quieren endurecer dicte la orden de desalojo, quizá más de uno se acordará de la Makabra, de Can Ricart y de tantos otros [espacios okupados]”.

Es lo que vengo diciendo de la ley de VG. Cuando la “asimetría legal” le toque a sus padres, hijos, tíos, abuelos… a ver cómo reaccionan. Que ya estará pasando, pero no nos enteramos de un cagarro.

Noticia @20minutos, enviada por varios de vosotros.

0 Vistas

Volver arriba