ciclismo

Una rueda de bici que aprovecha el peso del ciclista para convertirlo en fuerza de avance

Una rueda de bici que aprovecha el peso del ciclista para convertirlo en fuerza de avance

Según sus creadores, con el sistema WTECT que incorpora la SuperWheel, la rueda aprovecha el peso del ciclista y lo convierte en energía de propulsión, lo que mejora en más del 30% la eficiencia de su original rueda en comparación con una rueda clásica. Hay dos componentes que son la clave de la SuperWheel, el mecanismo de resorte externo y el accionamiento interno. La rueda aprovecha el movimiento vertical que produce el peso del propio ciclista y lo convierte en movimiento de avance. La explicación es que el peso comprime los muelles situados en la parte superior de la rueda a la vez que descomprime los de la parte inferior. A medida que la rueda avanza esa energía se libera y se convierte en fuerza de propulsión. @caranddriver

Una rueda de bici que aprovecha el peso del ciclista para convertirlo en fuerza de avance

Parece un poco “trolscience”, pero tiene sentido. Aunque restarle energía al impulso del ciclista hará que parte de la energía que se transmitía al pedal, acabe en ese sistema de la rueda (como pasa con las suspensiones). No sé yo si todo ese mecanismo merecerá la pena para la resultante de fuerzas, pero original es… Además puedes avanzar lentamente sin dar pedales, solo botando ligeramente.

0 Vistas

Francia: un camionero derriba a un ciclista y luego se baja del camión para darle una paIiza

Y aquí el polo opuesto (UK).

0 Vistas

“Dicen que voy provocando”

@cecilia.sopenaespa enviado por @P4N4D0L.

0 Vistas

Los mejores chollos en Chollometro

“El día de la bicicleta”

"El día de la bicicleta"

La tarde del 19 de abril de 1943, el químico suizo Albert Hofmann tomó ácido y volvió a casa en bicicleta. Hofmann, que trabajaba en el departamento farmacéutico de los laboratorios Sandoz de Basilea, había sintetizado por primera vez el LSD en 1938, mientras intentaba crear un estimulante para tratar problemas respiratorios y circulatorios. No tenía ni idea de que el compuesto tuviera efectos psicodélicos, y no dio resultados visibles cuando se probó en animales sedados, por lo que lo dejó de lado.

Cinco años más tarde, Hofmann decidió retomar su creación. El 16 de abril de 1943, sintetizó otro lote de LSD. Esta vez, absorbió accidentalmente una pequeña cantidad en su piel, y se sumió en “un estado de embriaguez no desagradable, caracterizado por una imaginación extremadamente estimulada”. Decidió experimentar consigo mismo con una dosis intencionada para confirmar los efectos del compuesto, y a las 16:20 horas del 19 de abril ingirió 250 microgramos de la sustancia química. Pronto se dio cuenta de que el viaje iba a ser intenso, y pidió a su asistente que le ayudara a llegar a casa. Las restricciones de los tiempos de guerra prohibían los coches en las calles de Basilea, por lo que tuvieron que ir en bicicleta, razón por la cual el 19 de abril se conoce ahora en todo el mundo como el Día de la Bicicleta.

@Psichonautas enviado por @medaigua.

0 Vistas

Volver arriba