Es curioso que haya empezado con una letra grande y se haya tenido que “apretar el cinturón” poco a poco para que le quepa todo en el folio…

Si lo hubiera pensado antes seguramente ni la letra del principio sería tan grande, ni la de final tan pequeña.

Oh la ironía.

Enviado por Víctor:

Soy de Málaga, esto me lo encontré en Los Alamos…

Es otro caso más de terrorismo reivinditavivo intelectual de mi tierra, la culta Andalucía, porque se ríen de nuestro dialecto y no de otros dialectos? Saludos malaguitas!!