image

image

image

image

image

image

image

image

Álvaro ha vuelto a las andadas, al parecer sobrevivió a las huevóndigas y mientras idea cómo elaborar la supercebolla crispy, se ha currado este Batido de Pantera Rosa.

Como veis… sobrevivir ha sobrevivido, pero como efecto secundario se le ha invertido el pelo de la cabeza.

Antes era más o menos así:

Recemos por sus arterias.