Ser comeflores no es fácil…